La Universidad de Puerto Rico en Cayey es una unidad autónoma de la Universidad de Puerto Rico. Fundado en 1967 como colegio regional en la sede de un antiguo campamento militar, se convierte en colegio universitario en 1969 y adquiere autonomía el 2 de abril de 1982 por resolución del Consejo de Educación Superior. La misión de UPR-Cayey se establece en compromiso con los valores fundamentales de la Universidad y desde la misión de la Universidad de Puerto Rico como institución pública de educación superior.

La variedad de trasfondos académicos de su facultad provee riqueza y diversidad a la experiencia educativa, la belleza natural de su entorno y su ubicación, a la vez cerca y lejos de las principales zonas metropolitanas, propicia un ambiente académico acogedor, que invita al estudio, la reflexión y el desarrollo personal. El nuestro es un colegio a escala humana y con calidad humana. Más nos importa la calidad que la cantidad.

La Declaración de Misión, Metas, Objetivos Generales de la Universidad de Puerto Rico en Cayey, gestada con el más amplio concurso de todos los sectores de la comunidad académica, cristaliza el sentir de esta comunidad académica sobre lo que es y lo que debe ser la Universidad de Puerto Rico en Cayey. Aprobada unánimemente por la Junta Académica el 5 de marzo de 1993, fue endosada por el Consejo de Educación Superior, que, mediante la Certificación 94-002, derogó la pasada misión, emitida antes de concederle autonomía a Cayey y recogida en su Certificación 57 serie 1979-80. El 23 de febrero de 1994 obtuvo el respaldo unánime de la Junta Universitaria. Fue actualizada el 4 de mayo de 2006, mediante la Certificación número 89 serie 2005-06 del Senado Académico.

Misión

La Universidad de Puerto Rico en Cayey está comprometida con la educación integral de excelencia mediante programas subgraduados en la preparación de maestros y en las disciplinas de las Ciencias Naturales y Sociales, las Humanidades y la Administración de Empresas. Entendemos la educación general y la especialización profesional como experiencias complementarias de la formación del ser humano. Ofrecemos una educación interdisciplinaria e innovadora, que integre temas y vivencias de diversos campos del saber, la investigación y el servicio comunitario como parte del proceso de enseñanza y aprendizaje, manteniendo en perspectiva el valor de la especialización. Educamos con perspectiva global que a su vez reconoce la ubicación del ser humano en su comunidad, con sentido histórico y visión de futuro.
Estamos comprometidos con el desarrollo del ser humano integral, autónomo, crítico, sensible, que crea en la excelencia como norma de vida, y que esté preparado para ubicarse creativamente en la sociedad y en el mundo del trabajo. Será alguien que descubra en sí mismo los recursos y estímulos para el aprendizaje, que haya aprendido a buscar y a gestar los saberes para una vida plena, y que mantenga un compromiso de por vida con el estudio. Trabajamos para lograr una comunidad universitaria integrada entre sus componentes, sustentada en el compromiso que compartimos con la educación como modo de vida. Reconocemos que todos los integrantes son, en sentido esencial, estudiantes, y que todos podemos ser maestros.
Creemos, como nos enseñó Hostos, que el bien vivir está íntimamente ligado al bien hacer. Afirmamos que la Universidad tiene la responsabilidad de vincular su decir con su hacer. El proyecto académico de la Universidad de Puerto Rico en Cayey requiere una universidad alerta a los temas de nuestro tiempo, como el mejoramiento del ambiente natural y social y la promoción de la paz, y comprometida con la superación razonada de los prejuicios y el respeto a la disidencia. Queremos educar para la vida.

Visión

Queremos un colegio a escala humana y con calidad humana. Queremos proveer las condiciones materiales y los incentivos espirituales para hacer del trabajo universitario un trabajo gustoso.
La apreciación de la diversidad que nos caracteriza implica un reconocimiento de la variedad de dimensiones que se dan cita en nuestra institución. Tanto nuestro currículo como el funcionamiento de la estructura organizativa deben reflejar esta diversidad. Así como someteremos nuestros planes de estudio a una reflexión crítica, revisaremos los principios, normas, procedimientos e instrumentos de evaluación del personal docente con el fin de promover la excelencia entre los que ya trabajamos en la UPR-Cayey y poder reclutar el personal idóneo.
Son casi ilimitadas las posibilidades de desarrollo que tenemos ante nosotros. En colaboración con los otros recintos de la Universidad de Puerto Rico, enriqueceremos nuestra oferta académica, nuestras investigaciones y nuestra capacidad de servicio con el fin de que el país, pero especialmente los pueblos circundantes, logren beneficiarse de ello.
En la Universidad de Puerto Rico en Cayey celebramos la maravilla del entorno físico y estamos comprometidos con su mejor y más atenta conservación. El es un libro abierto para el aprendizaje y el ejercicio de valores ecológicos. Nuestro campus habrá de ser sede de encuentros que trasciendan nuestras costas. Auspiciaremos talleres, conferencias, investigaciones, exposiciones, programas de intercambio, sobre todo con los países del Caribe. Ello nos permitirá lograr un ambiente en el que estudiantes, docentes y no docentes entiendan y respeten la heterogeneidad del mundo circundante.
Reiteramos nuestro compromiso con los ideales de la autonomía universitaria. Estimamos indispensable desarrollar la institución de acuerdo con valores y programas generados desde su propia entraña y con el concurso de sus integrantes.

Metas y Objetivos Generales

Proveer una educación subgraduada de excelencia.

Mantener programas variados y actualizados que incluyan las Ciencias Naturales y Sociales, las Humanidades, la Educación y la Administración de Empresas.

Ofrecer un currículo diverso, innovador y a la altura de los avances tecnológicos, de pertinencia social, perspectiva internacional e interdisciplinaria, que brinde al estudiante un fundamento sólido de conocimientos y destrezas desde los cuales pueda ampliar su capacitación en cualquier campo del saber y del desempeño profesional.

Desarrollar programas, actividades y experiencias cocurriculares de estudio, investigación, intercambio, creación, adiestramiento, práctica profesional y servicio que sean pertinentes e innovadores.

Fomentar la síntesis y la continuidad en la organización del conocimiento, así como en las experiencias de aprendizaje.
Proveer al estudiante una visión de la interrelación entre la educación general, los conocimientos propios de la especialidad y su entorno vital.

Contribuir a la formación de personas con una visión cultural amplia, integradora, dinámica e innovadora del conocimiento, del ser humano y del proceso de enseñanza y aprendizaje.

Capacitar al estudiantado para desenvolverse en un mundo multicultural, internacional e interdependiente.
Fortalecer el desarrollo del pensamiento complejo, que favorezca el aprendizaje independiente, el discernimiento crítico, la generación de nuevos conocimientos y una actitud creadora.

Desarrollar en el estudiante el fortalecimiento y aprecio pleno de su lengua vernácula.
Ampliar en los estudiantes la capacidad para comunicarse efectivamente y con propiedad.

Capacitar al estudiante en la utilización de fuentes diversas de información y en la investigación.
Relacionar a los estudiantes con el uso creativo de las tecnologías como herramientas tanto en su formación como en su especialidad.
Sensibilizar a los estudiantes hacia diversas formas de la expresión artística y corporal a través de experiencias formativas y participativas dentro y fuera del salón de clases.

Cultivar en el estudiante la autoestima y la confianza en sí mismo, la iniciativa y el liderazgo, la independencia de criterio y la prudencia en la toma de decisiones, capacitándolo para hacer juicios éticos, anticipar problemas, percibir oportunidades y proponer cambios constructivos, propiciando así el desarrollo integral y equilibrado de la persona.

Cultivar en todos los sectores de la comunidad universitaria el compromiso con la ejecutoria de excelencia acorde con el proyecto académico que propicia la unidad de propósito institucional.

Propiciar readiestramiento continuo de todos los integrantes de la comunidad universitaria: alumnos, profesores y personal de apoyo a la docencia.

Proveer servicios de apoyo al estudiante para facilitar su integración a la vida universitaria.
Apoyar a la facultad en el enriquecimiento de una formación cultural amplia, la puesta al día de los saberes de su especialidad y el mejoramiento de sus capacidades docentes.

Desarrollar el conocimiento de la labor de la Universidad y sus valores en el personal de apoyo, y contribuir a su desarrollo profesional y personal.

Reconocer el mérito en las ejecutorias universitarias.
Adecuar la distribución presupuestaria al plan de trabajo que reconozca las prioridades institucionales.
Integrar el avalúo como modo de enriquecer el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Promover el avalúo, la evaluación y la revisión de los procesos y esquemas académicos y administrativos, de modo que respondan de manera ágil y flexible al proyecto académico que da sentido a nuestra existencia.

Hacer de la Universidad de Puerto Rico en Cayey uno de los principales centros de actividad académica y cultural de Puerto Rico.

Propiciar un clima de encuentro e intercambio entre estudiosos, investigadores y creadores del país y del mundo, así como el diálogo entre las disciplinas académicas y entre los diversos sectores de la comunidad.

Ofrecer educación continua a personas que aspiren a superarse profesionalmente, cambiar de carrera o a enriquecer su calidad de vida.

Fortalecer los vínculos con instituciones académicas y culturales dentro y fuera de Puerto Rico.

Mantener un amplio programa de actividades artísticas, científicas, profesionales y atléticas que complemente los programas académicos y sirva a la comunidad.

Difundir en la comunidad los avances en las diversas ramas del saber.

Enriquecer y difundir los valores de la cultura puertorriqueña.

Propiciar el desarrollo de un sentido de responsabilidad social basado en el respeto a los seres humanos y a su entorno natural.

Capacitar a los estudiantes con los conocimientos y destrezas necesarias para comprender fenómenos sociales, culturales, económicos, políticos y ambientales en Puerto Rico y el mundo.

Promover actitudes que lleven al respeto, a la diversidad y a la superación de los prejuicios que atenten contra la dignidad humana.

Fomentar el compromiso con la justicia y la búsqueda de soluciones pacíficas a problemas comunes.

Promover la preservación y el mejoramiento del ambiente.

Mantener un ambiente en el campus que garantice el respeto a opiniones disidentes y a los derechos del prójimo.
Afirmar la autonomía universitaria.